Entrevista con Jim Rodford



El 21 de noviembre de 2015 los Zombies dieron un maravilloso concierto en la Sala Arena de Madrid. Por supuesto, no quisimos desaprovechar la ocasión para entrevistar a Jim Rodford, actualmente en el grupo.

Jim Rodford es el bajista que más tiempo formó parte de los Kinks: entró en el grupo en 1978 y se mantuvo hasta su disolución, participando en discos míticos como el directo One for the road y éxitos como "Come dancing".

Jim compartió con nosotros su visión de su época en los Kinks, aunque también nos contó interesantes historias de su paso por grupos como el Mike Cotton Sound y Argent. Lo que inicialmente enfocamos como una breve entrevista, acabó siendo más una agradable y relajada conversación en la que los tres disfrutamos mucho, y que aquí reproducimos íntegramente en exclusiva.



Los autores con Jim Rodford
Manuel Recio, Jim Rodford e Iñaki García


Manu
En primer lugar, ¿recuerdas la primera vez que tocaste con los Kinks? ¿Cómo fue ese momento?
Jim
Era noviembre de 1964 y me pidieron que dejara mi trabajo habitual y me uniera al Mike Cotton Sound, que serían parte de los Kinks muchos años más tarde. Así que mi primer concierto fue en Inglaterra en medio de una gira con Gerry & The Pacemakers como cabezas de cartel. ¿Sabéis a cuál me refiero?
Iñaki
Con Gene Pitney...
Jim
Gene Pitney, exacto. Yo estaba en el Mike Cotton Sound, abríamos el concierto y también hacíamos de banda de acompañamiento de Gene Pitney. Así que les conocí allí, les vi desde un lado del escenario y pensé: «¡Dios mío! ¿Qué está pasando aquí?». Porque nada había sonado como eso antes. Nada. "You really got me" fue la primera canción de la historia en sonar así. La había oído en la radio, pero cuando les vi tocándola en directo pensé: «¡Dios, no hay nada en el mundo como esto!». Así fue como los conocí. Hicimos toda la gira, me hice amigo suyo y después hicimos algunos otros conciertos por el Reino Unido con el Mike Cotton Sound de teloneros de los Kinks. A finales de los 60, el Mike Cotton Sound era un grupo de soul/jazz muy popular con el cantante Lucas, al que trajo Geno Washington.
Manu
¿Y su sección de vientos se fue con los Kinks?
Jim
Sí, a finales de los 60 el Mike Cotton Sound se separaron y la sección de vientos se fue con los Kinks.
Manu
John Beecham, Mike Cotton...
Jim
John Beecham y Mike Cotton, exacto. Y yo formé Argent con Rod. Mi primo Rod Argent, ¿le conocéis?
Iñaki
Sí, también somos fans de los Zombies y Argent.
Manu
¡Grandes grupos!
Jim
Genial. Rod me había pedido que me uniera a los Zombies en 1961 cuando estaba en un grupo local de St. Alban's, los Bluetones. Éramos el principal grupo del momento en la zona, él nos vio y le gustamos mucho, así se convirtió al rock and roll. «Voy a formar un grupo» —me dijo— «¿Te gustaría formar parte?» Y yo dije: «Bueno, no formaré parte pero te ayudaré a crearlo», porque a mí grupo le iban muy bien las cosas. Así surgió su primer ensayo. Más tarde ganaron un concurso en 1964 y el primer premio era una sesión de grabación. Así que fueron a los estudios de Decca en Hampstead, Londres, y Rod pensó —porque iban a grabar la canción "Summertime"— él pensó «mejor que intente componer algo para esta sesión», así que escribió "She's not there". ¡Y fue directa a la cima de las listas americanas! No había muchos grandes grupos con números 1 en América, y los Zombies tuvieron dos en Estados Unidos. En cualquier caso, a medida que los sesenta fueron avanzando y a los Zombies les iban bien las cosas, en algunas ocasiones el Mike Cotton Sound tocamos con los Zombies en alguna universidad o similar. Y a finales de los sesenta Rod dijo: «¿Qué os parece si formamos un grupo ahora, tal y como siempre habíamos pensado?». Así que lo hicimos, queríamos ser fuertes instrumentalmente pero también tener buenas armonías. Armonías potentes y un estilo progresivo. De hecho, si escuchas "She's not there", posiblemente sea el primer single de rock progresivo.
Iñaki
Con los teclados cobrando mucha más importancia que en la mayoría de canciones de la época.
Jim
Rod siempre está mirando hacia adelante, así que formamos Argent y nos fue bien, y de nuevo Argent compartió cartel con los Kinks en Estados Unidos un par o tres de veces, por pura casualidad. Por cierto, entremedio toqué con un montón de otros grupos en el Reino Unido, grupos de blues y jazz, pero os estoy contando el hilo principal de la historia. Al final Argent se acaba, Russ Ballard se va, entran otros dos músicos, John Grimaldi y John Verity, hacemos un par de discos más y la cosa se acaba. Así que durante un breve periodo de tiempo, fundamos con John Verity y Bob Henrit —el batería de Argent— el grupo Phoenix, que era muy bueno. Hacemos un disco y una gira, y cuando estábamos haciendo el segundo álbum recibo una llamada del equipo de los Kinks.
Manu
¿Fue el road manager quizás, Ken Jones?
Jim
¡Exacto, Ken Jones! «¿Podrías venir de gira por América?». Así que les dije: «Bueno, les preguntaré a los chicos de Phoenix». Y dijeron: «¡Sí, tienes que hacerlo! Será muy divertido ir de gira con ellos». Así que empecé la gira americana. En medio de la gira teníamos que volver a Bruselas para hacer un festival y luego ir de vuelta para seguir la gira. Llegamos a Bruselas y tenemos un día libre, y cuando estoy saliendo del hotel —quizás hayáis oído esto antes, no sé— pero Ray estaba al otro lado de la calle y viene y me dice: «Jim, ¿te gustaría quedarte con nosotros?». Así es como Ray funciona, él no monta una gran reunión, simplemente... [Chasquea los dedos] Y le dije: «eso sería genial, pero tendría que hablarlo con los chicos». Él me contestó: «Sí, tienes que hacerlo, tienes que hacerlo...». Ese fue el principio de mi estancia permanente en el grupo. Y fueron 18 años en la carretera, ¡casi 20 años! Seguí trabajando con Ray en el estudio un poco después de que empezara su carrera en solitario. Y fue una gran experiencia, seguramente tengáis mucha información sobre ese periodo. Pero simplemente para acabar, y os dejo que me hagáis preguntas al respecto. Cuando Ray empezó su carrera en solitario, yo me involucré en los Animals, con Hilton Valentine, John Steel, Dave Rowberry... Y trabajé mucho con ellos. En esa época, Rod no había tocado en directo durante mucho tiempo —estábamos en 1999. Pero había un músico famoso de jazz inglés llamado John Dankworth (Johnny Dankworth and Cleo Laine, que era su mujer) que llevaba un gran local de conciertos en el Reino Unido. Estaba recaudando fondos y le pidió a Rod que hiciera "Una noche con Rod Argent", porque en aquella época Rod acababa de sacar un disco de música clásica. Y tenía que tocar jazz, conmigo y con Bobby Graham. Bobby Graham, el batería que tocó en "You really got me"...
Iñaki
Sí, le conocemos.
Jim
Y tocamos jazz juntos. Así que él hizo una sección clásica, y una sección de jazz conmigo y con Bobby, y después reunimos a Argent para hacer la segunda parte. Colin Blunstone estaba entre el público y Rod dijo: «Colin está aquí, Colin, ¿quieres cantar una canción?». Así que salió y cantó "She's not there" y "Time of the season", y fue una gran noche, fantástica. Una semana más tarde, Colin nos llama a mí y a Rod: «Mirad, estoy de gira por el Reino Unido, estoy usando a varios músicos y ellos vienen y se van. Cuando uno no puede hacerlo tengo que buscar un reemplazo y estoy empezando a cansarme un poco. Tengo seis conciertos por delante, ¿te gustaría tocar el bajo? Y Rod, ¿te gustaría tocar los teclados?». Y dijimos: «Sí!». Y también me preguntó: «¿Le gustaría a tu hijo Steve tocar la batería?». Porque ya conocía a Steve de algunas sesiones. Al margen de mí, le había oído tocar y le gustaba mucho. Así fue como Steve se vio involucrado. Y esos seis conciertos se han convertido en lo que estamos haciendo ahora, hasta el día de hoy.
Manu
Cuando te uniste a los Kinks, Dave dijo que ayudaste a mejorar el estilo de batería de Mick Avory y Ray Davies dijo que la adición de Rodford y Gibbons hicieron de los Kinks un equipo ganador. ¿Estarías de acuerdo?
Jim
Como bajista, si tuviera que darle un consejo a otros bajistas, les diría: «Si apareces en un concierto y ves que el batería no está demasiado inspirado, toca con él, no luches contra él». Pero con Mick Avory no había ningún problema. Es un grandísimo batería, pero te escucha, y yo escucho lo que él toca. Era como ahora con mi hijo, Steve. Hago todo lo que puedo para que suene todo lo unido que sea posible, así que en ese sentido Mick y yo trabajábamos muy bien juntos. Es un detalle que Ray y Dave dijeran eso, es fantástico.
Iñaki
También creemos que el sonido del grupo cambió mucho cuando tú te uniste, hacia un sonido más rockero, más básico...
Jim
De nuevo, no era algo que yo cambiara deliberadamente, pero habiendo coincidido con el grupo en su primera época había visto que eran un grupo con un rock muy duro. Había hecho otras cosas mientras tanto y ellos habían evolucionado. Tenían un aire mucho más cercano al vodevil, cosa que era genial, porque era un estilo diferente. Pero supongo que yo tenía en mi mente tocar un bajo fuerte y agresivo y que eso pudo cambiar el sonido un poco. Sin decir nada al respecto, creo que estimulé la forma de tocar de Dave, porque es un grandísimo guitarrista. Había estado en una segunda fila, sin mostrar realmente las cosas que era capaz de hacer, durante mucho tiempo. Creo que eso le ayudó porque él disfrutaba el aspecto más rockero de la música. Bueno, no puedo hablar por él, pero...
Manu
Una de tus primeras sesiones de grabación fue "Superman" del disco Low budget. ¿Cómo fue esa grabación, podrías contarnos algo al respecto?
Iñaki
Sí, porque la línea de bajo de "Superman" es una parte crucial de la canción.
Jim
Bueno, fue puramente una idea de Ray, a él se le ocurrió la línea de bajo y la usó como un foco de atención. Y era él quien hacía la mezcla, no era yo quien subía o bajaba el bajo, así que básicamente todo lo que hice fue tocar lo que él me sugirió, y el resultado fue muy bueno.
Manu
¿Que podrías decirnos de tu primera gira extensa por Estados Unidos? One for the road es un disco en directo fantástico, ¿recuerdas algo en especial de esa gira o ese disco?
Jim
Bueno, simplemente la sensación era fantástica, la popularidad iba subiendo y subiendo, el grupo sonaba cada vez mejor, más unido, más rockero... Y el público se daba cuenta, cosa que era maravillosa. Recuerdo a Ray hablando con nuestro manager de la época, Elliot Abbott. Elliot dijo: «Vamos a grabar algo de esto, porque es un momento increíble en la carrera del grupo». Así que grabaron varias noches, y Ray dijo: «Haced como si nadie estuviera grabando, tocad como siempre», que fue lo que hicimos. Y era un auténtico placer, porque no había ninguna presión respecto a la grabación. Sabíamos que era algo fantástico, y solo necesitábamos que los micrófonos lo capturaran, cosa que hicieron... Todavía me pone los pelos de punta cuando lo escucho.
Iñaki
Poco después vinieron dos singles de gran éxito para los Kinks: "Come dancing" y "Don't forget to dance". ¿Tienes alguna historia acerca de esas canciones? ¿Recuerdas cómo fue el proceso de grabación?
Manu
"Come dancing" fue el mayor éxito de los Kinks en Estados Unidos, llegó al número 6.
Jim
Fue una canción que surgió de la nada. Una noche estábamos haciendo algunas demos en el estudio, Mick y yo a la batería y al bajo. Ray llegó con una idea, empezó a tocar el órgano, y si escuchas los acordes de "Come dancing" verás que no siguen el compás exactamente. Así que iba tocando y yo lo iba complementando todo en el bajo, al igual que Mick. Eso es lo que le da un aire diferente. Lo intentamos varias veces, pero la primera toma fue la que Ray usó como base de la canción final. Y entonces dijo: «Vamos a añadirle algo de vientos». Así que llamamos a los chicos de Mike Cotton. Y de nuevo llevó al grupo en una dirección completamente diferente. Fue, como has dicho, el mayor éxito de los Kinks en Estados Unidos, y creo que también fue un gran éxito en el Reino Unido. Respecto a "Don't forget to dance", Ray me contó la historia detrás de la canción, acerca de su hermana. ¿Conocéis la historia?
Manu
Sí, la conocemos.
Jim
¿Habéis visto Sunny afternoon?
Iñaki
Sí, lo hemos visto pero el mes que viene volveremos a verlo.
Jim
Es genial. Obviamente no conocí a Rene porque había muerto, pero sus hermanas siempre eran un gran apoyo. Después de todos los conciertos en Londres siempre eran muy amables y muy habladoras. Una familia encantadora. Su madre también era fantástica, voló con nosotros a Los Ángeles un par de veces. Respecto a "Don't forget to dance", era una continuación natural y otra canción adorable con un aire totalmente diferente. Un verdadero placer tocar en ella.
Manu
Me sorprende que una vez dijiste que una de tus canciones favoritas de esa época era "Property", del State of Confusion.
Jim
Siempre me encantó esa canción. Simplemente me gusta, me llega. ¡En alguna entrevista en alguna parte debí decir eso y quedó registrado! Todavía me encanta.
Manu
¿Qué podrías contarnos del periodo entre el Give the people what they want y el Word of mouth? Los Kinks cambiaron mucho su sonido en aquella época, empezando por el órgano de Ian Gibbons. ¿Qué recuerdas de ese periodo? ¿Fue realmente un "estado de confusión" para vosotros?
Jim
No destacaría nada en particular, grabamos Low budget y después Give the people what they want. Lo hicimos en Power Station en Nueva York y ensayamos todas las canciones allí. Después fue mezclado en Blue Rock. Los discos posteriores los hicimos en un estudio de Nueva Jersey, donde hicimos las pistas básicas, y luego las acabamos en Konk. Y los últimos años lo grabábamos todo en Konk, si lo recuerdo correctamente. Pero no hay nada que destaque, simplemente fue una buena época, un periodo realmente bueno para el grupo. Todos esos discos se vendieron bien y mantuvieron la popularidad del grupo.
Iñaki
Y entonces Mick Avory, en aquella época, dejó el grupo. ¿Cómo lo viviste?
Jim
Es una historias bastante obvia. Tras haber hecho giras durante tantos años, de alguna manera no vio crecer a su hija. Y no quería hacer tantas giras, así que decidió apartarse un poco. Eso fue más o menos lo que pasó.
Iñaki
Y entonces Bob Henrit entró a formar parte del grupo...
Jim
Bueno, era el reemplazo natural. Había estado en los Roulettes, después en Argent conmigo, había hecho algunas canciones con Dave en sus discos en solitario... Así que Dave le conocía y había tocado con él. Era de la edad adecuada, todo era adecuado en realidad, así que encajó perfectamente.
Manu
Era un batería más cercano al jazz, Bob Henrit. ¿Cómo fue la última parte de los 80, con Think visual, The road, UK jive...?
Jim
¡Fue genial! Todos los grupos cambian ligeramente, pasan cosas, te haces más mayor... Son experiencias distintas. Pero hasta el final fue un auténtico placer tocar con estos grandes talentos: Ray, Dave, Bob, Ian... Me siento muy afortunado de haber formado parte tanto tiempo de un grupo tan grande, uno de los mejores.
Iñaki
Y el último disco fue Phobia, que tiene algunas canciones increíbles. Hay algunas canciones en las que tus líneas de bajo destacan mucho, como "Still searching"...
Jim
Phobia fue un gran disco y nos llevó mucho tiempo hacerlo. Empezó muy bien y debería haber tenido más éxito del que tuvo porque creo que es un disco fantástico. Tiene canciones maravillosas.
Manu
Uno de los problemas de estar en los Kinks son las luchas continuas entre los hermanos Davies. ¿Cómo lo vivías tú desde dentro?
Jim
Bueno, no era todo el tiempo, había momentos puntuales. Muchas veces ni siquiera sabes por qué se han enfadado: puede ser un tema familiar, puede ser dinero, puede ser una conversación telefónica... Y entonces piensas, «oh, aquí ha pasado algo», porque en la prueba de sonido o quizás en el concierto... «¿Qué está pasando aquí?». Pero te mantienes al margen y se acaba solucionando.
Iñaki
Otra de las cosas respecto a las que varios miembros se han quejado durante los años ha sido la poca disposición de Ray a recibir ideas del resto del grupo. ¿Podrías contarnos algún ejemplo de ideas que tú contribuyeras?
Jim
Creo que esos miembros están totalmente equivocados. A ver, es uno de los mejores compositores de la historia. ¿Qué esperas, que escuche tus canciones? ¡Es ridículo! No es que los menosprecie, son todos músicos de gran talento. Pero es el hijo de Ray, y Dave, sobre todo en mi caso que llegué a la mitad... Ray me dejaba tocar lo que quisiera al bajo, a no ser que tuviera alguna idea en concreto. Así que esa era mi forma de expresarme, no esperaba contribuir componiendo nada.
Manu
¿Cómo era tu relación con los otros bajistas principales de los Kinks, John Dalton y Pete Quaife?
Jim
Pete Quaife era fantástico. Recuerdo la primera vez que toqué con ellos, en Luton. Al día siguiente me recogieron en el autobús de la gira, conocía a los chicos del Mike Cotton Sound pero de hacía muy poco, porque acababa de unirme a ellos. Y el bus estaba lleno de Gerry & the Pacemakers, Gene Pitney, Kinks, Marianne Faithfull y todos los demás que estuvieran en esa gira... Así que estaba allí con mi guitarra y mi maleta y no encontraba ningún asiento. Pensé: «¿qué voy a hacer?». Así que Pete Quaife dijo: «Ponte aquí». [Gesto ofreciéndole sentarse en sus rodillas]. Muy amable, Pete. Nos entendimos muy bien.
Manu
¿Y con John Dalton?
Jim
John Dalton, todavía le veo mucho porque ocasionalmente toco con los Kast Off Kinks. Y es un tipo encantador también, es un bajista realmente bueno. Tocó en "Lola", tocó en muchos de los grandes éxitos... También me gusta mucho Andy Pyle, con el que me llevo muy bien. A nivel personal, obviamente nunca toqué con él porque los dos somos bajistas, pero Andy es un bajista de blues particularmente bueno. Tocó con Gary Moore y muchos otros músicos, un tipo encantador.
Iñaki
Una de las cosas que estamos intentando tratar en nuestro libro y de la que no mucha gente ha hablado son las distintas visitas de los Kinks a España. En 1986, no sé si lo recordarás pero los Kinks hicieron la mayor gira de su historia en España.
Jim
¡Lo recuerdo!
Iñaki
¿Tienes algún recuerdo de esa gira?
Jim
Precisamente, estábamos llegando a Madrid esta tarde y pensaba... ¿Fue entonces cuando tocamos en un gran concierto gratuito?
Manu
Sí, exacto, al aire libre.
Jim
¡Fue increíble! Tocamos en Sevilla, tocamos en Gijón, en plazas de toros... ¡Sí! Fue fantástico. Recuerdo que Larry Page acababa de volver como nuestro manager, y fue fantástico, fue como un renacer para el grupo. Eso es lo que más recuerdo de la gira española. ¡Y que hacía mucho calor! ¿Fue en Gijón cuando tocamos con Bob Dylan?
Iñaki
No, creo que eso fue en 1993 en Galicia, con Chuck Berry...
Jim
¡Sí, exacto, fue allí! Con la ayuda de Doug Hinmann, tengo todo mi diario desde 1964. Y este año lo he puesto todo en una base de datos. Empezando con: «Primer concierto, bien, vamos a ver, Mike Cotton Sound, tocamos con los Kinks»... ¡Hasta el día de hoy! Porque quiero poder decir: «¡Madrid! ¿Dónde, cuándo, con quién?». Así podré ser más exacto acerca de cuándo tocamos con Bob Dylan, porque está todo allí.
Manu
¿Qué podrías contarnos de los Kast Off Kinks? ¿Todavía tocas con ellos?
Jim
Eso empezó... Hace unos 25 años. En la Konvención de Londres, ¿alguna vez habéis estado?
Manu
No, en Londres no, pero en España hacemos una Konvención española.
Jim
¿Ah, sí? ¡Qué bueno! Respecto a los Kast Off Kinks, hace unos 25 años o más, estábamos cerca y decidimos ir a hablar con los fans, cuando solo ponían música y cosas así. Pero un año había una guitarra acústica allí, así que alguien tocó la acústica y cantó. Evolucionó a quizás dos o tres músicos, y poco después ya eran Mick en la batería, Nobby al bajo, el Bautista a los teclados y Dave Clarke a la guitarra, creo. E hicieron un repertorio. Eso continuó durante unos 10 años, cuando empezaron a llamarlo los Kast Off Kinks y a hacer conciertos por todo el país. Hace unos 6 años, Nobby no estaba demasiado bien y dejó de tocar, y a raíz de eso el Bautista también quería dejarlo. Así que Mick me llamó y me dijo: «¿Quieres venir a tocar el bajo? ¡Ian está dispuesto a ser el teclista!». Y así fue como me involucré, y trabajé mucho con ellos. Pero Nobby ha mejorado, y los Zombies cada vez estaban más ocupados, así que ahora John hace la gran mayoría.
Manu
El último disco de los Kinks es To the bone, en directo en los estudios Konk, es un disco en directo maravilloso.
Iñaki
Sí, uno de los momentos en que el sonido del grupo era mejor en directo.
Jim
Lo hicimos en el estudio, en directo, con unas pocas personas como público. Y recuerdo pensar «esto va a sonar genial». A menudo prefería las canciones tocadas en esas sesiones que las originales.
Manu
¿Recuerdas tu último concierto con los Kinks, en el festival Norwegian Wood?
Jim
Sí, ¡por supuesto!
Iñaki
¿Te imaginabas que podía ser el último?
Jim
No. Ray había dicho «voy a hacer algunas cosas en acústico» y como sabéis durante los últimos años, salía solo con la acústica a tocar algunas canciones. «¡Damas y caballeros, los Kinks están en el edificio!». Así que intuíamos que iba a pasar algo, pero nunca dijo: «Ya está, se acabó, vamos a dejarlo». Seguimos en el estudio con Bob a la batería, hicimos algunas demos y no sabíamos qué iba a pasar. Pero en 1998 estaba haciendo giras por todo el mundo y yo pasé a la siguiente fase de mi carrera. No hubo lágrimas, ni «se acabó», nada... Fue lo típico en los Kinks, ¡distinto a todos los demás!
Manu
Para finalizar, si no estamos equivocados también formaste parte de Chorus Girls, el musical que Ray hizo en los 80.
Jim
¡Chorus Girls! ¡Sí claro, lo recuerdo!
Iñaki
Porque es algo totalmente olvidado hoy en día, ¿podrías contarnos algo al respecto?
Jim
Ray dijo: «Voy a hacer un musical con Barrie Keeffe», que era un guionista muy importante y yo dije: «¡Tiene muy buena pinta!». Así que él dijo: «Vamos a hacer algunas demos». Estábamos Mick, Ian, Ray y yo, creo que Dave no formó parte. Hicimos las pistas instrumentales, Ray añadió las voces y cuando empezaron a ensayar la obra, empezamos con Ray al piano y yo al bajo. Y nos teníamos que ir de gira, pero antes teníamos seis semanas libres. Así que Mick y yo tocamos la batería y el bajo en la obra durante las primeras seis semanas, y estuvo muy bien. ¡Había algunos actores ingleses brillantes y fue muy divertido, genial! Como decías, desgraciadamente la música parece haber desaparecido.
Iñaki
Sí, es una auténtica lástima.
Manu
¿Has visto el Sunny afternoon en Londres?
Jim
¡Sí!
Manu
¿Qué te pareció?
Jim
Creo que es genial, es muy divertido. Hay mucho humor y la música es buena, y además explica cómo la música fue creada. Y los actores son muy buenos, sobre todo Dave...
Manu
Sí, Dave es el mejor. ¡Muy salvaje, colgado a la lámpara y todo eso!
Jim
¡No me cuesta imaginármelo así!
Manu
Para acabar, tengo estos discos, ¿te gustaría firmar alguno en particular? Low budget, One for the road... ¿Recuerdas estas portadas?
Jim
¡Sí, claro que sí!
Manu
[Muestra State of confusion] ¿Dónde es esto?
Jim
Eso es Konk. Esta es la puerta de entrada, y antes esto era una ventana.
Manu
Es el mismo sitio que el de la portada del Give the people what they want...
Jim
Sí, todavía está allí. Creo que este (State of confusion) y este (Low budget) sobresalen, este porque fue el primero. ¡Pero son todos memorables! Y tienes razón, Phobia también es fantástico. [Emocionado] Uff... Son 20 años...
Manu
De hecho fuiste el bajista que estuvo más años en los Kinks, más que John Dalton o Pete Quaife.
Jim
Sí, creo que así es.
Manu
Muchas gracias por tu tiempo Jim, ha sido un gran placer para nosotros.
Jim
El placer ha sido mío, ¡muchas gracias a vosotros! ¿Vendréis al concierto esta noche?
Manu
¡Por supuesto que sí!